`

De Obispo Lee: Rezar y Abogar por los “Dreamers”

El obispo Lee publicó la siguiente carta en el sitio web de la Diócesis Episcopal de Chicago.

5 de septiembre de 2017

Estimado Pueblo de Dios en la Diócesis de Chicago:

Estos son momentos urgentes para los cristianos que quieren seguir a Jesús por amar a nuestros prójimos como a nuestros mismos. Hoy aprendimos que más que 800.000 jóvenes que fueron traídos a los Estados Unidos como niños antes de 2007 se encuentran en peligro de deportación si el Congreso no aprueba legislación que los protege antes del 5 de marzo. Muchos de estos jóvenes, a menudo conocidos como "Dreamers", no tienen ningún recuerdo de cualquier otro país o idioma. Son estudiantes y trabajadores, propietarios de vivienda y empresarios, y algunos, a estas alturas, son maridos, esposas y padres.   

Los "Dreamers" contribuyen de manera importante a nuestra sociedad y se integran en nuestras comunidades y congregaciones. Pero como personas de fe, estamos llamados a cuidar de ellos no porque sean buenos o productivos, o porque son como nosotros, sino porque son hijos de Dios que ahora viven atemorizados.

El domingo, los episcopales y muchos otros cristianos leyeron estas palabras de la carta de Pablo a la iglesia de Roma:  "Nunca dejen de ser diligentes; antes bien, sirvan al Señor con el fervor que da el Espíritu. Alégrense en la esperanza, muestren paciencia en el sufrimiento, perseveren en la oración. Ayuden a los hermanos necesitados. Practiquen la hospitalidad". (Romanos 12:11-13)

Rara vez nos viene la llamada de Dios tan claramente o con un plazo tan específico. Entre ahora y marzo, les pido, en el espíritu de Pablo, que persevere en oración por los "Dreamers" que se encuentran nuevamente en peligro y que ustedes sean ardientes en espíritu como exhortan al Congreso de aprobar legislación bipartidista que les asegura un futuro esperanzador. La hospitalidad que podemos extender a los "Dreamers" por elevar nuestras voces en la arena pública podría, simplemente, transformar sus vidas.

Fielmente,
El Rvdmo. Jeffrey D. Lee
Obispo de Chicago